Carta al Secretario General de la OEA

Guatemala, 25 de mayo 2009

Señor,
José Miguel Insulza
Secretario General
Organización de Estados Americanos
Presente.-
Honorable Señor Insulza,
Por este medio nos dirigimos a usted, representantes de los jóvenes guatemaltecos, para solicitar su apoyo para que logremos la consolidación de la paz y la seguridad jurídica en nuestra querida Guatemala, que son pilares fundamentales en la construcción de una auténtica democracia.
Sabemos que ésta es una de las mayores preocupaciones de la Organización de Estados Americanos, que usted dirige, y es por ello que su visita no nos puede pasar inadvertida en este momento en que la crisis política y social de nuestro país ha llegado a tal magnitud que varios de los funcionarios públicos más importantes han sido mencionados como responsables de la comisión de delitos graves dentro de la sociedad.
Todos los guatemaltecos estamos consternados porque nuestra situación actual es desesperanzadora. Vivimos sumidos en la violencia y la inseguridad. Los tres organismos del Estado han fallado en cumplir las funciones que tienen el deber de desempeñar, según nuestra normativa. El Organismo Judicial ha sido incapaz, junto a las instituciones encargadas de la investigación y persecución del delito, de ser efectivos en el cumplimiento de sus deberes y de esa cuenta es que el 98% de los delitos contra la vida quedan en la total impunidad. Además, el Gobierno no ha podido lograr resultados efectivos en la prevención del delito, ni en la construcción de un sistema penitenciario que sea rehabilitador del delincuente y no únicamente castigador. El Organismo Judicial
debe ser un poder eminentemente jurídico, y no estar sujeto a las injerencias políticas como ha sucedido con la Corte Suprema de Justicia de Guatemala.
Por otro lado, el Organismo Ejecutivo ha fallado en su misión de brindar seguridad a la ciudadanía, la Policía Nacional Civil ofrece miedo en lugar de tranquilidad y más del 90% de los guatemaltecos han visto de cerca el indiferente rostro de la violencia. Delincuencia desenfrenada, angustia en la ciudadanía, y el clamor y deseo constante de vivir en un país en el que se respete las leyes, ha hecho que todos los que amamos a este país y que vemos como poco a poco nos ahogamos en la inseguridad, la violencia, el luto y la muerte, no nos resignemos a una existencia en constante conflicto.
Finalmente, el Organismo Legislativo es un remedo de lo que la ley establece, y los diputados han dejado de ser auténticos representantes del pueblo de Guatemala, para pasar a ser representantes de intereses determinados y muy especialmente de los personales. La politiquería que se vive dentro del Congreso de la República es pantanosa y estanca y ensucia la aprobación y sanción de leyes que son importantísimas para la situación actual del país, como la Ley de Comisiones de Postulaciones, que persigue una adecuada y transparente elección de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y todos los demás funcionarios que deben ser electos por comités de postulación, para que los mismos dejen de ser escogidos de la manera que a los grupúsculos de poder les interesa y que impiden que se conforme un Organismo Judicial independiente y autónomo que se traduzca en el cumplimiento de la ley y la efectiva persecución penal de los delitos.
Como Jóvenes, Honorable Señor Insulza, quisiéramos hacerle ver el temor que sentimos de salir todos los días a la calle, sabiéndonos que corre peligro nuestras vidas lo que hace que la situación sea insoportable y además, sabernos intimidados por las fuerzas de seguridad que se encuentran en un estado preocupante, dados los niveles de corrupción y las relaciones con grupos de criminales y delincuentes.
Lo anterior nos ha obligado a salir a las calles a manifestar y reclamar al Presidente de la República, Álvaro Colom Caballeros, y al Estado de Guatemala
en general, que cumplan con las obligaciones para las que fueron electos o designados y que deben, por mandato de nuestra Constitución Política como representantes de la unidad de la Nación, asumir sus competencias y no seguir siendo los principales responsables de la confrontación.
Entendemos que la situación es difícil y que los últimos acontecimientos que han acaecido en nuestro país, han servido para desvelar como el crimen organizado y las estructuras delincuenciales ha permeado las instituciones del Estado, razón por la que ya no es suficiente exigir a las autoridades que cumplan con su función de impartir justicia, esperando resultados objetivos y veraces. Es necesario el apoyo y la fiscalización constante de la comunidad internacional para garantizar un proceso confiable que nos de la garantía a los guatemaltecos de que los abusos de poder no continuarán y que podremos, como seres humanos con derechos reconocidos por nuestro país y la Organización de Estados Americanos, vivir en paz como seres dignos de ser respetados por nuestra condición.
Queremos aprovechar su visita al país y su disposición para buscar el fortalecimiento de la justicia y la paz en Guatemala, para que interceda por todos los guatemaltecos y, en nombre de las futuras generaciones nuevas, para que se evite llegar a ser considerados un Estado Fallido, al que pareciera que nos encaminamos rápidamente.
El pasado miércoles, usted dijo a una radio guatemalteca que la visita que hará a Guatemala sería para “conocer en el terreno la situación” y para “reunirse con todo el mundo, conversar con gente que pueda tener una postura u otras posiciones para intentar ayudar al máximo al entendimiento y fortalecimiento de la paz”. Sinceramente queremos apoyarlo. Nosotros no buscamos el rompimiento del Orden Constitucional, por el contrario, queremos vivir en un país democrático, que se reconozca como un auténtico Estado de Derecho que garantice los valores y derechos fundamentales del ser humano, dirigido por un Gobierno que ofrezca las condiciones para que todos podamos desarrollarnos dignamente. Por ello, es que nosotros, los jóvenes guatemaltecos nos dirigimos a usted para hacerle ver nuestra desesperación por las injusticias que vivimos a
diario y para que comprenda que simplemente queremos que nuestro gobierno nos garantice la vida, la dignidad, la seguridad, la igualdad y la justicia.
Honorable Señor Insulza, por favor tome en cuenta nuestra posición, la cual puede ser comprobada y le requerimos el apoyo necesario para que colabore con nosotros y que la verdad objetiva no termine siendo ocultada y olvidada nuevamente y la justicia no tenga que seguir esperando su turno para poder actuar dentro de este Estado de Derecho que ha fallado en su misión. Necesitamos que analice la situación actual, desde ópticas distintas, pues sólo de esta forma podrá entender realmente la causa objetiva de esta crisis nacional que ha traído tanta protesta y descontento dentro de la sociedad guatemalteca, que podría terminar en un enfrentamiento que no queremos ni deseamos.
Atentamente,

Jovenes por Guatemala,Un Techo para Mi Pais Guatemala,Azules por Siempre Ciencias de la Comunicacion USAC,Asociacion de Estudiantes De Ciencias y Sistemas USAC, Asociacion de Estudiantes de Derecho URL,Grupo de apoyo Estudiantil IUS, Agrupacion TOGA URL, Movimiento Alianza Estudiantil URL, Agrupacion de Apoyo Estudiantil INNOVA, Asoacion de Estudiantes de Arquitectura y Diseño URL, Asociacion de Estudiantes de Ingenieria URL, Asociacion de Estudiantes de Derecho UFM, Asociacion de Estudiantes del EPRI