DEBEMOS RESCATAR NUESTRO PAÍS

Si por un momento nos detenemos a pensar:
¿Realmente Guatemala se está muriendo? ¿Realmente estamos tan mal? ¿Será importante pensar que esto debe ser tomado más que como una crítica, como un verdadero llamado a la reflexión de todos los habitantes del país? La duda y la confusión nos impiden ver siempre la verdad, y esto es difícil en medio de tanta opinión que en su mayor parte confronta, en vez de unir, está inclinada a beneficio personal y no en el bien común, lo cual todavía no logramos ver.

¿Qué pasaría si dejáramos por un lado los intereses personales y nos comprometemos en un mismo equipo? Ese sería el comienzo de esa construcción de un país distinto. Esa sería la nación que todos soñamos en la que cada uno de nosotros somos un ladrillo y que solo si colocamos ladrillo sobre ladrillo podremos, juntos, edificar una mejor Guatemala que nos beneficiaría a todos.

Es momento de que nos unamos los guatemaltecos que tenemos una verdadera intención, de que este país cambie y vuelva a la vida. Existen diversas formas para que hagamos el llamado y que juntos actuemos y hagamos realidad los sueños de muchos guatemaltecos. Esos sueños que han quedado en el olvido y que no se han podido realizar. El corazón de nuestro querido país está latiendo cada vez con menos fuerza.

Hoy, Guatemala nos pide a gritos que la rescatemos. Es en ese momento cuando se empieza a observar un verdadero interés por revivir este país, gracias a una juventud que está esforzándose en dar el ejemplo, dejando por un lado la división de creencias, clases sociales, religiones, etcétera y se han logrado diferentes mesas de diálogo, para encontrar las mejores soluciones a nuestros problemas.

No debemos olvidar la importancia que tienen los diferentes organismos del Estado que son responsables de propiciar el bien común, y recordar que en sus manos está el tema de institucionalizar los procesos.

¿Cuál debe ser nuestra actitud hacia aquellos que aún a costa de arriesgar su propia vida y sin
ser guatemaltecos están luchando por hacernos descubrir y ver cuál es la verdadera realidad de nuestro país? Es definitivo que está en nuestras manos hacer de nuestro país un mejor país.

Los guatemaltecos estamos llamados a participar apoyando a quienes colaboran a que estos procesos se cumplan.
No nos debemos olvidar de que muere lentamente quien pierde su identidad y no se deja ayudar.
Es momento de actuar. Una mejor Guatemala depende de mí, de ti, de nosotros.

Escrito por: Pedro Cruz coordinador general de Jóvenes por Guatemala en relación a las palabras de Carlos Castresana, jefe de la Cicig, “GUATEMALA SE MUERE”
Publicado el 24 de enero del 2010 en Prensa Libre, página 22