Proyecto de ley “LEY DE REGISTRO MÓVIL PARA LA PREVENCIÓN DEL ROBO DE CELULARES Y LA EXTORSIÓN”

Proyecto de ley

LEY DE REGISTRO MÓVIL PARA LA PREVENCIÓN DEL ROBO DE CELULARES  Y LA EXTORSIÓN

CONGRESO DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA

Decreto No. ___-2011

El Congreso de la República de Guatemala

CONSIDERANDO:

Que es deber del Estado brindar seguridad a los ciudadanos para garantizar la dignidad del ser humano, el desarrollo pleno de sus potencialidades en sus manifestaciones políticas, económicas, sociales y culturales, y crear mecanismos o herramientas que faciliten la investigación de los delitos.

CONSIDERANDO:

Que es deber del Estado garantizar la propiedad privada como un derecho inherente a la persona humana, así como establecer los registros necesarios que contribuyan a brindar certeza jurídica a la posesión, uso y disfrute de los bienes, lo que incluye los bienes muebles consistentes en equipos terminales móviles, y así fomentar el desarrollo económico del país.

CONSIDERANDO:

Que no obstante la importancia que ha tenido en nuestro país la comunicación realizada a través del uso de Equipos Terminales Móviles, no se puede soslayar  el hecho de que dichos bienes son objeto de comercialización ilícita y son utilizados como herramienta para cometer delitos como robos, extorsiones, secuestros, asesinatos, amenazas, entre otros.

POR TANTO

En ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 171, literal a) de la Constitución Política de la República de Guatemala,

DECRETA:

La siguiente:

LEY DE REGISTRO MÓVIL PARA LA PREVENCIÓN DEL ROBO DE

CELULARES Y LA EXTORSIÓN

Artículo 1. Objeto de la ley.  La presente ley tiene por objeto regular  la restricción de utilización de Equipos Terminales Móviles que han sido reportados como robados, hurtados y/o extraviados en la prestación de servicios de telecomunicaciones móviles, para la debida protección de los derechos de los usuarios, así como la prevención y sanción de los delitos cometidos mediante el uso de Equipos Terminales Móviles.

Se exceptúan del ámbito de aplicación de esta ley, los Equipos Terminales Móviles que se encuentren realizando Itinerancia Internacional (o Roaming Internacional) en alguna de las redes y servicios de telecomunicaciones móviles que operan en el país.

Artículo 2.  Definiciones.  Para la debida aplicación e interpretación de las disposiciones establecidas en la presente ley, se tendrán en cuenta las siguientes definiciones y acrónimos:

  1. Base de Datos Negativa:  Toda la información relativa a los IMEI de todos los Equipos Terminales Móviles que han sido reportados como robados, hurtados y/o extraviados en la República de Guatemala así como en el extranjero y, por lo tanto, están inhabilitados para operar en las redes de telecomunicaciones móviles.
  2. Base de Datos Positiva:  Toda la información relativa a los Equipos Terminales Móviles identificados por su IMEI ingresados o fabricados legalmente en el país y registrados ante la Superintendencia de Telecomunicaciones.  Cada IMEI registrado en la base de datos deberá estar asociaciado al número de identificación del propietario del Equipo Terminal Móvil y, en todo caso, ningún IMEI podrá estar asociado a más de un número de identificación.
  3. Equipo Terminal Móvil: Equipo electrónico por medio del cual el usuario accede a las redes de telecomunicaciones móviles.
  4. Identificador Anónimo:  Servicio que prestan los operadores de telefonía móvil para que el Equipo Terminal Móvil receptor de la llamada no pueda identificar el número de la línea telefónica de origen.  Dicho servicio o función queda prohibido por virtud de la presente ley.
  5. IMEI:  Identificador Internacional del Equipo Móvil (por sus siglas en inglés).  Código de quince (15) dígitos pregrabado en los Equipos Terminales Móviles que los identifican de manera específica.
  6. Operadores:  Los operadores de telefonía móvil a que se refiere la Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94-96 del Congreso de la República de Guatemala.

 

Artículo 3. Registro de equipos terminales móviles.  Constituye obligación de la Superintendencia de Telecomunicaciones,  crear, administrar y actualizar, permanentemente, la Base de Datos Positiva a que se refiere el artículo anterior, en la cual se deberá consignar la información relativa al IMEI de todos los Equipos Terminales Móviles que ingresen legalmente al territorio nacional o sean fabricados o ensamblados en el país.

Para el efecto, toda persona, individual o jurídica, que comercialice, fabrique o importe al país Equipos Terminales Móviles, deberá registrarlos ante la Superintendencia de Telecomunicaciones, previo a su venta o comercialización.   La Superintendencia de Telecomunicaciones deberá verificar el título de propiedad sobre los equipos a registrar.

Una vez un Equipo Terminal Móvil sea adquirido por un usuario, el operador con el cual se active el servicio deberá informar a la Superintendencia de Telecomunicaciones, en un plazo no mayor a veinticuatro (24) horas, el número de identificación del propietario de dicho equipo asociado con el correspondiente IMEI.

Para que un operador cambie el usuario asociado a un Equipo Terminal Móvil consignado en la Base de Datos Positiva esto debería pasar unicamente en el control o registro unico que debe llevar cada operador, deberá contar con la autorización del último titular que figure en dicha base de datos o de sus causahabientes.

Para efectos de que proceda la activación de cada Equipo Terminal Móvil nuevo o usado, los operadores tienen la obligación de verificar que el IMEI de dicho equipo se encuentre registrado en la Base de Datos Positiva y que, a la vez, no se encuentre registrado en la Base de Datos Negativa.

Los operadores están obligados a retener o  retirar cualquier Equipo Terminal Móvil que se le presente y que haya sido reportado como robado, hurtado y/o sustraído, debiendo dar aviso a la Superintendencia de Telecomunicaciones y al Ministerio Público en un plazo no mayor a veinticuatro (24) horas.

Toda factura o documento de venta de un Equipo Terminal Móvil deberá contener la descripción del IMEI de dicho equipo.

En caso de que el Equipo Terminal Móvil cambie de propietario, deberá mediar además de la copia de la factura original de compra del equipo o el comprobante de pago, una carta del propietario del equipo dirigida al operador, solicitando el cambio de titularidad de la Base de Datos Positiva.  Si el propietario no cuenta con la anterior documentación, deberá presentarse ante el operador donde tenga el equipo activo y a su nombre, a fin de proceder a la modificación del documento de identificación del propietario en la Base de Datos Positiva.  Para este efecto, el operador deberá informar a la Superintendencia de Telecomunicaciones, en un plazo no mayor a veinticuatro (24) horas, sobre el cambio de propietario.

En caso de compra en el extranjero de un Equipo Terminal Móvil para uso personal y no comercial, el comprador deberá registrar el equipo ante la Superintendencia de Telecomunicaciones, y deberá presentar la factura original de compra del establecimiento o el comprobante de pago en efectivo, cheque o tarjeta de débito o crédito, a fin de que la Superintendencia verifique  el origen legal del respectivo equipo.

Una vez realizado el registro de un Equipo Terminal Móvil, la Superintendencia de Telecomunicaciones deberá extender la constancia del registro respectivo en la cual conste el nombre del propietario.

Artículo 4. Registro a cargo de los operadores y confidencialidad de la información.  Constituye obligación de cada uno de los operadores de telefonía móvil, crear, administrar y actualizar en un plazo no mayor de veinticuatro (24) horas, en forma permanente, un registro de cada uno de sus usuarios, tanto los terminales móviles y de la la modalidad de la línea contratada en plan pospago o tarifario, como en líneas prepago, el cual contendrá, como mínimo, los datos siguientes:

a)      Número y modalidad de la línea telefónica;

b)      Modelo, marca, serie y toda la información relativa al IMEI, de cada uno de los terminales móviles que se encuentren en funcionamiento, así como de cualquier otro código o característica que sea indispensable para la posterior inactivación o bloqueo del aparato y de la línea telefónica.

c)       Nombre completo, edad,  nacionalidad, número de cédula de vecindad o, según corresponda, el número de documento de identificación personal –DPI-,  y dirección actual.  En el caso de las personas jurídicas, además de los datos requeridos en los incisos a) , b) y c), se deberá registrar la razón o denominación social de la entidad y los datos de inscripción del registro correspondiente, así como el nombre completo y dirección actual de su representante legal.

Las personas individuales extranjeras deberán identificarse con el pasaporte correspondiente.

El trámite de registro deberá efectuarlo el usuario en forma personal.

 

El usuario dejará impresa su huella dactilar en tinta y/o electrónicamente y para demostrar su dirección actual deberá presentar recibo de agua, luz o teléfono de línea fija donde conste ese dato.

Los operadores conservarán copia electrónica del documento de identidad personal del usuario así como del recibo en el cual conste la dirección del usuario.

Toda la información a que se refiere el presente artículo relativa al usuario o propietario del Equipo Terminal Móvil o de la línea telefónica, tendrá el carácter de confidencial y únicamente podrá ser proporcionada, con relación a un caso específico, mediante orden de un tribunal competente.  La violación a la confidencialidad de la información aquí establecida, será sancionada de conformidad con lo que se establece en la Ley de Acceso a la Información Pública, Decreto 57-2008 del Congreso de la República, o lo que se establezca en cualquier otra ley que se encuentre vigente al momento de ocurrir la violación a la confidencialidad.

Artículo 5. Base de Datos Negativa.  Constituye obligación de la Superintendencia de Telecomunicaciones,  crear, administrar y actualizar, permanentemente, la Base de Datos Negativa a que se refiere el artículo 2 de la presente ley, en la cual deberá consignar la información del número de identificación del equipo –IMEI- asociado a los Equipos Terminales Móviles reportados por los usuarios ante los operadores como robados, hurtados y/o extraviados.

Será obligación de los operadores informar a la Superintendencia de Telecomunicaciones, en un plazo no mayor a veinticuatro (24) horas, sobre los Equipos Terminales Móviles que hayan sido reportados por sus usuarios como robados, hurtados y/o extraviados.  En caso de hurto o robo, no será requisito exigir al usuario la constancia de presentación de la denuncia penal correspondiente.  Sin embargo, el operador deberá informar al Ministerio Público, en un plazo no mayor de veinticuatro (24) horas, sobre los robos o hurtos que le hayan sido reportados por los usuarios.

La Base de Datos Negativa deberá mantenerse actualizada por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones y contendrá información relativa a los aparatos, y deberá garantizar su consulta en línea, con observancia de las normas vigentes en materia de protección de datos personales.

Los Equipos Terminales Móviles que sean reportados como robados, hurtados y/o extraviados, podrán ser excluidos de la Base de Datos Negativa e incorporados a la Base de Datos Positiva, cuando el legítimo propietario del Equipo Terminal Móvil, en forma personal y presentando su respectivo documento de identidad personal, manifieste que el mismo ha sido recuperado y solicite su reactivación ante el Operador.

Artículo 6. Sistema de intercambio de información.  Los operadores de telefonía móvil  deberán asumir los costos de implementación, administración, operación y mantenimiento de un sistema centralizado que soporte las bases de datos positiva y negativa a que se refiere la presente ley, el cual deberá ser administrado por la Superintendencia de Telecomunicaciones. El sistema unicamente podrá trasladar información relativa a los aparatos y su IMEI, pero no datos personales de los usuarios.

El intercambio de información entre los operadores de telefonía móvil y el sistema centralizado de las bases de datos, deberá ser automatizado mediante sistemas informáticos y a través de medios electrónicos, de forma tal que se garantice rapidez, integridad y seguridad en el desarrollo del proceso de consulta y que el proceso no afecte la calidad del servicio.  Para este propósito, los operadores de telefonía móvil deberán realizar la adecuación de sus redes y sistemas, y asumir los costos de dicha adecuación que implique la conectividad previamente descrita.

Las consultas a las bases de datos positiva y negativa deberán ser realizadas por los operadores al momento de la activación de un Equipo Terminal Móvil y cada vez que el equipo realice el proceso de autenticación en la red.

Constituye obligación de los operadores bloquear el tránsito de llamadas hechas por un Equipo Terminal Móvil que no se encuentre incluido en la Base de Datos Positiva a que se refiere la presente ley.

Artículo 7. Otros registros de información. Los operadores de telefonía móvil deberán conservar,  por un plazo no menor a dos (2) años, la localización y los datos de tránsito de las llamadas y otras telecomunicaciones móviles, tales como el número de origen y destino y la duración de éstas.

Esta información será reservada para los particulares, pero será proporcionada sin más trámite para el titular de la línea o del Equipo Terminal Móvil quien lo deberá solicitar personalmente y por escrito presentando su documento de identidad personal; o ante requerimiento del Ministerio Público, previa autorización judicial.

Los operadores de telefonía móvil tienen prohibido prestar el servicio de identificador anónimo, desconocido o privado que impida que el Equipo Terminal Móvil receptor de una llamada pueda identificar el número de la línea telefónica de origen.

Artículo 8.   Activación ilegal.  Sin perjuicio de la responsabilidad administrativa o civil en que se incurra, comete el delito de activación ilegal, la persona que active, conecte o habilite líneas de telefonía móvil respecto de Equipos Terminales Móviles que hayan sido reportados como robados o hurtados y que se encuentren incluidos en la Base de Datos Negativa, o que no se encuentren incluidos en la Base de Datos Positiva a que se refiere la presente ley.  La persona responsable de este delito  será sancionada con pena de prisión de uno a cinco años y multa de quince mil a cincuenta mil quetzales.

Artículo 9. Clonación o adulteración de Equipos Terminales Móviles.  Incurre en la comisión del delito de clonación o adulteración de Equipos Terminales Móviles, quien altere, reemplace, falsifique, duplique o de cualquier modo modifique un número de línea, de serie electrónico, o de serie mecánico o cualquier código de un Equipo Terminal Móvil, de modo tal que pueda ocasionar perjuicio al legítimo titular o usuario del mismo así como a terceros.  La persona responsable de la comisión del delito de clonación o adulteración de terminales móviles será sancionada con pena de prisión de seis a ocho y multa de veinte mil a cincuenta mil quetzales.

Artículo 10. Comercialización de Equipos Terminales Móviles reportados como robados o hurtados.  Comete el delito de comercialización de Equipos Terminales Móviles reportados como robados o hurtados, quien comercialice un Equipo Terminal Móvil que aparezca incluido en la Base de Datos Negativa o no aparezca en la Base de Datos Positiva a que se refiere la presente ley.  El responsable de este delito será sancionado con pena de prisión de ocho a doce años y multa de cincuenta mil a doscientos cincuenta mil quetzales.

Artículo 11.  Unidad de Atención al Usuario.  La Superintendencia de Telecomunicaciones deberá crear una unidad de atención al usuario y llevará un registro de todas aquellas quejas o denuncias hechas por el usuario sobre el incumplimiento de cualquier obligación establecida en la presente ley o en cualquier otra vigente, y que sean a cargo de los operadores o de la propia Superintendencia.  Toda queja o denuncia deberá ser resuelta en un plazo no mayor a diez (10) días notificando al usuario sobre la situación legal del asunto sometido bajo el conocimiento de la unidad de atención al usuario y disponiendo de todas aquellas diligencias o medidas que sean necesarias para la inmediata protección de los derechos del usuario e iniciando los procedimientos administrativos en caso de incumplimiento de los operadores o de la Superintendencia.

La creación de la Unidad de Atención al Usuario no supondrá erogaciones adicionales en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado, sino que deberá crearse con los empleados o funcionarios públicos existentes o haciendo uso de los fondos privativos de la Superintendencia de Telecomunicaciones.

Artículo 12. Obligaciones.  De conformidad con el contenido de la presente ley, toda obligación a cargo de los operadores que sea incumplida y que no tenga una sanción especial, será sancionada de conformidad con el Título VII, Capítulo Único, de la Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94-96 del Congreso de la República de Guatemala, sin perjuicio de la responsabilidad penal, administrativa o de cualquier índole que corresponda de conformidad con las leyes vigentes del país.

Toda obligación a cargo de la Superintendencia de Telecomunicaciones, y que sea incumplida, quedará sujeta a la responsabilidad que establece el artículo 11 de la Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94-96 del Congreso de la República, sin perjuicio de la responsabilidad penal, administrativa o de cualquier índole que corresponda de conformidad con las leyes vigentes del país.

Artículo 13. Cooperación internacional. El Estado de Guatemala deberá propiciar la cooperación técnica y económica internacional a través de sus órganos competentes, con el fin de fortalecer los programas de prevención, investigación y represión de todas las actividades ilícitas relacionadas con el robo o utilización ilegal de Equipos Terminales Móviles.

La Superintendencia de Telecomunicaciones podrá compartir la Base de Datos Negativa a que se refiere la presente ley, con los entes oficiales competentes a nivel internacional. Asimismo, los operadores podrán compartir sus respectivas Bases de Datos Negativas con sus filiales a nivel internacional.

Artículo 14. Reglamento.  El Organismo Ejecutivo, por conducto del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, con el apoyo técnico de la Superintendencia de Telecomunicaciones, deberá emitir el reglamento de esta Ley, en un plazo no mayor a noventa (90) días contados a partir de su publicación.

Artículo 15. Reformas.  Se reforma el artículo 81, numeral 2 de la Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94-96 del Congreso de la República de Guatemala, adicionando un inciso h), el cual queda así:

h) Por el incumplimiento a cualquier de las obligaciones establecidas en la Ley de Registro Móvil para la Prevención del Robo de Celulares y la Extorsión”.

Artículo 16. Derogaciones.  Con la promulgación de la presente Ley, se deroga el contenido del Decreto  9-2007 del Congreso de la República, así como  el inciso g), numeral 2, del artículo 81 de la Ley General de Telecomunicaciones, Decreto 94-96 del Congreso de la República de Guatemala, así como cualquier norma o disposición que le sea contraria a la misma en esta materia.

Artículo 17.  Transitorio. A partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, los propietarios de Equipos Terminales Móviles tienen un plazo de seis (6) meses para registrar dicho aparato, ante el operador correspondiente, y a partir de dicho registro serán considerados como los legítimos propietarios, salvo prueba en contrario.

Para dar cumplimiento a las obligaciones previstas en el presente artículo, los operadores podrán implementar mecanismos para que sus usuarios procedan con la realización del respectivo registro, a efecto que, dentro del plazo indicado, se realicen las fases de registro que sean necesarias sin afectar la operación del servicio y deberán informar a sus usuarios sobre el procedimiento de registro.

Una vez finalizado el plazo de seis (6) meses a que se refiere el presente artículo, los operadores deberán bloquear el tránsito de llamadas hechas por un Equipo Terminal Móvil que no se encuentre incluido en la Base de Datos Positiva a que se refiere la presente ley.

Los operadores no podrán registrar en la Base de Datos Positiva, todos aquellos Equipos Terminales Móviles  que se encuentren incluidos en sus Bases de Datos de Teléfonos Robados –lista negra- o en la Base de Datos Negativa a que se refiere la presente ley.

Los operadores deberán trasladar a la Superintendencia de Telecomunicaciones, la información de sus Bases de Datos de Teléfonos Robados –lista negra- en un plazó máximo de (1) mes a partir de la entrada en vigencia de la presente ley.

Artículo 18. Vigencia.  El presente Decreto entrará en vigencia ocho días después de su publicación en el diario oficial.