Discurso de Pedro Cruz de Jóvenes por Guatemala en la Feria de ¨Tengo Algo Que Dar¨

En los últimos años nos hemos podido dar cuenta como la sociedad Guatemalteca continua siendo una sociedad fragmentada. Con mucha facilidad se forman grupos alrededor de  ideales, aficiones, visiones e intereses, y con la misma facilidad  otros muchos grupos se confrontan al no compartir la manera de ver la historia, de valorar las coyunturas, de enfrentar las dificultades, de resolver los problemas.  Al analizar rápidamente podemos darnos cuenta fácilmente que cuando se violenta nuestra sociedad, se favorecen desencuentros, se dificulta el diálogo y se impiden los consensos. Por lo tanto se genera una  polarización social lo cual hace que se dificulte cada vez más la gobernabilidad.

La creación de canales de participación ciudadana en los países como el nuestro en vías de desarrollo es sumamente importante, ya que esta acción busca involucrar a toda la sociedad, escuchar la opinión de todos los sectores del país, la toma de iniciativas, la apertura al diálogo y fomentar el trabajo en conjunto para la resolución de problemas y la búsqueda de soluciones.

 

Es importante reconocer que la participación social y el empoderamiento ciudadano está a cargo de los organismos locales, autónomos y estatales, ya que estos fomentan y facilitan los mecanismos de participación, sin embargo es responsabilidad de cada uno de nosotros de involucrarnos y tener acceso a las decisiones públicas del país, a ejercer nuestra opinión de forma independiente y a participar de forma individual ó colectiva en dichos espacios o crear nuevos espacios para nuestra participación.

 

La ciudadanía debe de involucrarse y darle seguimiento a las acciones de quienes como autoridades ejercen la administración pública en este país. El fácil acceso a la información a través de los medios masivos de comunicación y las redes sociales de hoy en día, permite  que los ciudadanos se informen de los errores, excesos, abusos, atropellos, irregularidades y hasta delitos cometidos por las autoridades.

A mi criterio existen 4 tipos de participación ciudadana en Guatemala. Y quisiera compartírselos y invitarlos a reflexionar sobre el tipo de participación a la que les gustaría formar parte:

– Participación delegada. La ciudadanía está acostumbrada a quejarse, a reivindicar, pero no a  participar. “Que otros lo hagan”  Es Importante tomar conciencia de que somos una gota de agua en un océano, y que eso tiene la importancia que tiene, ni más ni menos.

– Participación asistencialista.  Se parte normalmente de la mentalidad de que existen personas con problemas a las que hay que dar respuesta inmediata.

 

– Participación virtual. Lo virtual hoy más que nunca, gana a lo real. En asuntos de solidaridad, más que tramas organizadas y con presencia efectiva, contamos con una  sociedad civil virtual compuesta por ciudadanos conmovidos, pero estáticos que se movilizan solo en las redes sociales.

 

-Participación activa: debe ser, por naturaleza, generadora de progreso, productiva, consumidora y gestora de desarrollo. Tiene propuesta, hay espacio de participación para todos y todos generando ideas lideran a la acción.

 

No podemos esconder que Guatemala es un país  en donde la masificación de la participación ciudadana se ha reducido a participar en los procesos electorales. La aportación y el empoderamiento ciudadano, para que se consolide  supone un estilo de vida que se cultiva desde la propia familia y actitudes en donde se rompa el ciclo de la indiferencia

El 21 de enero del 2012, se llevo a cabo la denominada Subida x la Vida en el volcán de Agua organizada por la iniciativa Rompe El Ciclo liderada por Jóvenes por Guatemala con las ansias de hacer algo diferente y poderoso para llamar a la participación ciudad. Esta actividad buscó llamar la atención de miles de guatemaltecos ante la problemática de la violencia intrafamiliar, promoviendo la unión entre personas individuales, la iniciativa privada, sociedad civil,  gobierno y cuerpo diplomático, haciendo un llamado contundente: ENSEÑA AMOR Y NO VIOLENCIA. La convocatoria iba dirigida para un número de 10, 000 personas y el número de participantes llego a más de 18,000. Esto nos demuestro que los guatemaltecos si estamos interesados en generar procesos transformadores para el país. Y que uniéndonos los diferentes sectores como los que veo hoy aquí podemos generar un cambio a través de esta dicha participación ciudadana.

El 28 y 29 de abril pudimos ver en la actividad “Tengo Algo Que Dar” liderada por la iniciativa Despertemos 2012 como alrededor de 6 mil guatemaltecos pudieron compartir una noche con las familias de las comunidades que viven con los más altos índices de desnutrición crónica en el país. Demostrando una vez más el deseo de ser parte de las soluciones y acciones concretas para mejor Guatemala.

Por último, me gustaría concluir con la siguiente reflexión:

Fortalecer el empoderamiento ciudadano es, por lo tanto, asumir un compromiso social y político en donde se promueva la transformación de un país en busca de una vida digna para todos. En donde queda demostrado que si nos unimos y trabajamos todos juntos con la participación de los guatemaltecos lograremos el cambio y no se vale quedarse sentado con los brazos cruzados